Exponen indígenas violencia de la sierra y desplazamiento ante relatora de la ONU

0

Por Alberto Aguinaga Cruz

La Relatora especial de la ONU de los derechos humanos de los pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, sostuvo una reunión con habitantes y representantes de las comunidades indígenas de la Sierra Tarahumara, quienes le expusieron violaciones a sus derechos humanos y los daños provocados por el crimen organizado.

El encuentro se dio en las oficinas del Centro de Derechos Humanos para las Mujeres (Cedehm), primero, con mujeres indígenas de las comunidades rarámuri, ódami y yaqui que explicaron la violencia del narcotráfico, la muerte materno-infantil, el despojo de sus territorios y posesiones.

Luego representantes de las comunidades indígenas, gobernadores y gobernadoras tradicionales, así como voceros que las mismas comunidades designaron para hablar por toda su gente expusieron la tala legal e ilegal del bosque, las políticas públicas fallidas que propician la explotación forestal desmedida y la impunidad, tanto por crímenes ambientales, como de violaciones a los derechos humanos.

Hubo traductores indígenas y de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para facilitar las comunicaciones entre las personas que participaron en la reunión.

Mientras que durante los dos días previos al evento, los participantes indígenas se pusieron de acuerdo en los temas y el orden de las participaciones ante la Relatora de la ONU.

La funcionaria de la ONU llegó a México a mediados de la semana pasada, con el primer evento de su misión en la Ciudad de México, para encabezar reuniones con titulares de derechos con comunidades provenientes de estados que no visitó, así como una reunión especial sólo con mujeres; el 11 de noviembre se reunió con cientos de indígenas en el estado de Guerrero.

Los pueblos indígenas de 15 comunidades de Chihuahua y Sonora, con quienes se reunió en la capital, señalaron el problema generado por la falta de reconocimiento de la propiedad y posesión tradicional que ejercen las comunidades desde tiempo inmemorial; y el despojo y explotación de los bienes naturales existentes en los territorios pertenecientes a las comunidades.

También condenaron la falta de recurso para brindar a las comunidades protección frente a las afectaciones que enfrentan en esfera de derechos; la discriminación sistémica; y el impacto agravado de la violencia que se vive en el país

Comparte:

Del Autor

Deje su comentario